Mapfre
58.2 F
Puerto Rico
Mapfre

Ferrao debe irse, Ilka Ríos no

Fecha:

Compartir:

spot_img

Por José M Saldaña

Ex presidente de la Universidad de Puerto Rico

- Publicidad -
Mapfre

Luego de 6 días de protestas y paros por parte de distintos sectores del Recinto de Ciencias Médicas de la UPR y a escasamente 25 días del inepto y cobarde presidente de la UPR Luis Ferrao haber nombrado por segunda ocasión (en aproximadamente 1 año) a la Dra. Ilka Ríos como rectora de dicho recinto, el pasado lunes 25 de septiembre -ayer-, ante el pavor que suscitaron en él las protestas, Ferrao le solicitó la renuncia inmediata a la Dra. Ilka Ríos como rectora del RCM de la UPR.

Esto ocurre por segunda ocasión en poco más de un año luego de que Ferrao en una irresponsable e irracional chapucería, fulminantemente destituyó a la Dra. Ilka Ríos el 4 de agosto del 2022 de la rectoría del recinto, posición a la que él mismo 11 meses antes la había designado. En esa ocasión lo hizo de forma improvisada en una abrupta movida sin el producto de una investigación por él mismo ordenada de unas acusaciones por supuestas irregularidades señaladas por decanos de la Escuela de Medicina de dicho recinto.

Luego de la efectividad el día 1ro. de septiembre del segundo nombramiento de la Dra. Ríos y del comienzo de varias protestas por dicho nombramiento que culminaron durante el pasado miércoles 6 de septiembre con sendas resoluciones de la Junta Universitaria y de la Facultad de la Escuela de Salud Pública -de reconocida tendencia ideológica de izquierda -exigiendo la destitución de la Dra. Ríos y la renuncia de Ferrao. 

Yo expresé que consideraba que una posible segunda destitución de la Dra. Ríos podría estarse fraguando lo cual sería una estrategia de algunos en la administración universitaria para tomarla a ella como chivo expiatorio con el fin de tratar de salvarle el pellejo al presidente Luis Ferrao – quien es el verdadero inepto y falto de carácter a quien se debe destituir por ser el responsable por toda la situación de ineficiencia y descrédito público que sufre la UPR en estos momentos.

En aquella ocasión, el Consejo de Estudiantes del RCM en medio de las protestas aprobó una resolución exigiendo al presidente Ferrao que, si para el miércoles 20 de este mes no se había destituido a la Dra. Ríos, se irían a un paro general. Supuestamente tendrían el respaldo de las distintas organizaciones del Recinto, laborales y profesionales.

Luego de varios días escondido en su oficina sin darle abiertamente el respaldo público necesario para que la Dra. Ilka Ríos iniciara sin mayores problemas su gestión, en medio de la amenaza de paro indefinido en el (RCM), el presidente Ferrao señaló el lunes 18 de este mes que no destituirá a la rectora Ilka Ríos Reyes, pese a preocupaciones de algunos sectores de la comunidad del RCM. Sin embargo, una semana más tarde, Ferrao le solicita la renuncia a la Dra. Ríos con efectividad inmediata.

Este cobarde e inepto presidente cuyo objetivo principal en la posición es no implementar los necesarios cambios en la institución que puedan crearle problemas para dentro de poco tiempo tranquilamente jubilarse, por el pavor que le causa la actual situación de protestas y un posible paro general decidió entregarle la institución a la izquierda ideológica del país representada por muchos de los participantes en estos paros.

En columnas anteriores he señalado que tradicionalmente las universidades –mayoritariamente- han sido enclaves y semilleros de docentes que profesan las ideologías de la izquierda, particularmente de la extrema izquierda. 

Esto tiene su origen en la visión que de la educación superior se tiene por algunos sectores que entienden que es la función principal de ésta, cuestionar toda la autoridad bajo el manto de que ese es el ejercicio del hombre con pensamiento crítico al que se debe aspirar a formar.  Esta visión atrae al claustro a personalidades rebeldes que están en contra de la autoridad y del sistema que la ostenta, sea éste el que sea.

Desde un principio en la Universidad de Puerto Rico ha existido un grupo sustancial del profesorado que son activistas de tendencia política de izquierda, particularmente en las facultades de Ciencias Sociales y de las Humanidades. 

Este grupo promueve y manifiesta una gran preocupación por los mismos asuntos que en las demás universidades, pero en nuestro entorno toma gran prominencia el tema de la independencia del país, el nacionalismo y el socialismo. Lo que más claramente define a esta subcultura es el compromiso con la idea de que es urgentemente necesario un cambio político que tiene que lograrse solamente por un proceso revolucionario.

Muy significativo es el hecho de que cuando hay administraciones universitarias que pueden considerarse débiles y temerosas -como la actual- estos elementos proliferan y ganan acceso a la alta jerarquía institucional obteniendo considerable poder para transmitir sus idearios.

A estos grupos socialistas revolucionarios les mueve el interés de utilizar la UPR para adelantar sus agendas ideológicas. En estos momentos -ante un año de elecciones- el objetivo inmediato es crear serios problemas a la actual administración de la isla. 

En esta estrategia está involucrada la APPU liderando a los grupos sindicales de la institución. Estos aprovechando la situación de una administración universitaria con un presidente inepto, temeroso e incapaz y una Junta de Gobierno igualmente inepta, han estado logrando avances en la mayoría de los recintos para lograr sus objetivos.

Parte importante de la estrategia de estos grupos a corto plazo, es apoderarse del liderato institucional de todo el sistema para utilizar la Universidad como punta de lanza para en año de elecciones crearle problemas a la actual administración de la isla. Con la decisión de destituir a la Dra. Ríos, el cobarde Ferrao le acaba de entregar el Recinto de Ciencias Médicas a estos sectores. Eso es lo que verdaderamente está ocurriendo.

El pueblo de Puerto Rico por medio de su gobierno tiene que tomar la decisión de si quiere que su universidad responda a los intereses de la isla, o si desea una universidad que responda a los intereses particulares de algunos de los grupos que la componen. Intereses estos últimos, que en la mayor parte de las veces van opuestos a los de Puerto Rico.

Dra. Ilka Ríos usted no debe someterle su renuncia a Ferrao. Quien debe renunciar por incompetente y cobarde es Ferrao. Y si no lo hace, la Junta de Gobierno debe proceder a destituirlo ya.

Señor gobernador Pierluisi a usted en última instancia le toca hacer lo que hay que hacer para dar marcha atrás al incremento en el desastre en que ya se encuentra la universidad. Esta es una universidad del Estado a la que los contribuyentes sostenemos, a la que usted le aprueba el presupuesto que emana de nuestras contribuciones. Usted en última instancia es el responsable por su suerte.

Suscríbete

Publicidad

Lo Último

01:41:13

INFORME SEMANAL-24 DE MAYO DE 2024

Esta semana en Informe Semanal conversamos con el ex secretario de Educación, Cesar Rey, sobre el proceso de descentralización que se realiza en esa...

Grandes desaciertos de la administración Pierluisi en la agricultura

PRIMERA PARTE (2021-2022)Por Carlos A Flores Ortega Transcurridos tres años y medio de gestión gubernamental, el sector agrícola ya perdió lasesperanzas de ver realizado un...

Posible alza en primas de seguros para viviendas y condominios

Por Miguel Díaz Román La Oficina del Comisionado de Seguros (OCS) realiza un estudio actuarial para atemperar las tarifas que se utilizan para calcular el...
PublicidadAnuncio - Hosting Web SiteGround - Diseñado para administración web. Velocidad, Herramientas y Soporte de primera. Clic aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí