Mapfre
57.3 F
Puerto Rico
Mapfre

El perfil de un mal secretario 

Fecha:

Compartir:

spot_img

Por Carlos A Flores Ortega

Ex secretario del Departamento de Agricultura

Un consistente patrón de abusos y faltas éticas se ha venido experimentando en el Departamento de Agricultura desde que el secretario Ramón González Beiro (Piru) asumió el cargo en enero del 2021. 

Al principio de su gestión se podía dar espacio para justificar algunos rangos de errores al ser un novato secretario sin conocimiento previo del funcionamiento del aparato gubernamental. El desconocimiento de la gestión pública gubernamental no sería un problema si el secretario, cualquiera que fuera, tuviera destrezas administrativas y gerenciales que le ayudarán a identificar a las personas que pueden cubrir sus deficiencias y dejarse asesorar sin que esto se vea como una reducción de su autoridad. 

- Publicidad -
Mapfre

En el caso del secretario de agricultura parece que la deficiencia de conocimiento en la gestión gerencial y falta de formalismo administrativo se empeoran con su actitud de que “él sabe más que nadie” y no acepta recomendaciones de los que sí saben aún y en su mismo equipo de trabajo. Estos rasgos que pudieran verse como complejos y en ocasiones machistas cuando es una fémina quien lo alerta sobre algo mal hecho, han pintado una caricatura de un secretario torpe, malcriado, ofensivo, malhablado y al cual le han perdido el respeto hasta sus propios aliados. 

Es muy triste ver el perfil de los secretarios y secretaria anteriores en la historia de esa agencia (con algunas excepciones), donde la gran mayoría eran profesionales respetables y con las destrezas gerenciales para asumir la responsabilidad de una silla del gabinete constitucional y cómo hoy esto contrasta con lo que estamos viviendo. 

El tiempo corre y vale oro. 

Los grandes perjudicados aquí son los agroempresarios y agroempresarias que se mantienen en un letargo donde no hay dirección y el obtener una ayuda del gobierno se ha tornado más difícil que adquirir una hipoteca bancaria. Esto era previsible y el gran culpable ha sido el Gobernador Pedro Pierluissi por no saber escoger bien a sus miembros de gabinete constitucional. Hay una gran diferencia en escoger funcionarios que atenderán la función pública, de un plan de gobierno público, ejerciendo política pública para beneficiar al público, y otra cosa es escoger aliados a su candidatura política. 

Hacer esto es permitir que el funcionario le dé prioridad a un plan estratégico en apoyo “político” de los que los llevaron al poder, ejerciendo distorsiones a los controles de leyes y reglamentos de acuerdo con la necesidad política, callando y atropellando, despidiendo, destituyendo y no beneficiando a los que no estén de acuerdo con estas acciones políticas, beneficiando solo a los que lo apoyen en sus intenciones de permanecer en el poder político. 

Tiene cuatro patas, rabo, orejas y nariz larga y dice juau, juau

No hay que ser un genio para saber que el secretario Ramón González venía acomodado por un grupo igual que él por la Asociación de Agricultores, los mismos que hasta hoy no han abierto la boca para defender a los agricultores de todo lo que está pasando y sí echar la culpa a administraciones pasadas. 

El ser parte del gremio es el mejor disfraz para ocultarse. Una asociación que no representa los intereses de los agricultores y ni remotamente lo que fue en un pasado. Solamente controlada por un grupito de ganaderos de leche que por ley le descuentan automático sus cuotas para mantener a la Asociación de Agricultores, es lo único que la sostiene. No hay mejor cueva para meterse ya que ante los medios de comunicación la percepción es que la Asociación de Agricultores habla en nombre de los agricultores de Puerto Rico. Pregúnteles a los agricultores si esto es cierto o falso. 

Tú me ayudas y yo te ayudo

Esa pudiera ser la consigna que medió entre el gobernador y el designado secretario. No por faltas de consejo porque yo personalmente alerté al entonces candidato Pierluissi de lo que realmente necesitaba la agricultura ante mi salida de esa agencia y de lo que debía alejarse, pero parece que entendió al revés. Mi insistencia de que escogiera a un servidor público con experiencia, agrónomo de profesión, con probado perfil profesional de éxito ya fuera en el gobierno o la empresa privada y que pudiera junto a un equipo de trabajo elaborar un plan agrícola que tomara la situación actual y la mejorara, era lo menos que pedía.

El tener un plan agrícola no parecía ser lo más importante y es que esa no era la necesidad para su designación. La necesidad parece que era asegurar que los proyectos de energía renovable que se necesitaban para salvar de la posible quiebra a la empresa AES en Salinas se construyeran en terrenos agrícolas con el aval de agricultura no importa que. Esto nunca ha sido confirmado sin embargo la desesperación por diversificar las fuentes de energía renovable de la AES más allá del uso de carbón así lo sugieren. 

El entonces candidato y hoy Gobernador Pierluissi era abogado del bufete que atendía los asuntos de la AES. De hecho, cuando examinamos el plan de gobierno del PNP en su plan agrícola de cinco páginas, se entendió por qué la agricultura no era la prioridad para el nuevo gobierno. Por eso ante preguntas de los legisladores en una audiencia pública donde fue citado el secretario Ramón González para que presentara su plan agrícola, éste mencionó que no lo tenía escrito y que lo tenía en su cabeza. Un secretario tiene que estar consciente de que la importancia de la planificación agrícola no es pensar en decisiones futuras, sino en el futuro de las decisiones presentes. 

No se le puede pedir a un árbol de higüero que de chinas. El tema agrícola parece que no era lo más importante y ahí fue que me di cuenta de que yo también debía alejarme y desearles suerte. De todos modos, ya yo había trabajado muy duro con las situaciones que enfrentamos con dos huracanes mayores, una emigración sin precedente, una sequía extrema con racionamiento de agua, recortes por primera vez de la JSF, un abrupto cambio de gobierno, la llegada de la pandemia del COVID-19 con los cierres que esto conllevó y los terremotos del Sur. Aun así, en el 2019 levantamos y superamos los mismos niveles de producción agrícola a un 17% y logramos recuperar el mismo número de empleos agrícolas del 2017 según certificó el Departamento del Trabajo. 

Si malo es no tener fondos peor es tenerlos y no saber usarlos

 Una larga lista de decisiones erradas ha hecho que se pongan en riesgo de perder millones de dólares en fondos estatales y federales para el desarrollo agrícola. Comenzando por el Programa Re-Grow con fondos federales asignados al Departamento de la Vivienda (CDBG-DR) por $92 millones para subvenciones a los agricultores y agroempresarios. La propuesta de este programa originalmente fue elaborada por la administración anterior del Departamento de Agricultura luego del paso del huracán Maria y fue por $140 millones. 

En su descripción original el programa sería administrado por el DA con un acuerdo de entendimiento entre el DA y la Universidad de Puerto Rico. Esto fue alterado durante la corta estadía de la Gobernadora Wanda Vazquez quien los pasó al Fideicomiso de Ciencia y Tecnología y luego el Gobernador Pierluissi los pasó a Vivienda, de Vivienda a Agricultura y devuelto a Vivienda. Se podrán imaginar dónde fueron a parar las más de 3,000 solicitudes de los agricultores y el seguimiento con tanta mudanza de un lado para otro. 

La piedra que tires hoy podría ser con la que tropieces mañana

 Así de fácil podría describirse las primeras expresiones del secretario Ramón Gonzáles cuando asumió el cargo. “Encontré un Laboratorio Agrológico del Departamento de Agricultura remodelado y equipos nuevos, pero sin gente para dar el servicio”, “las Regiones Agrícolas no tienen agrónomos ni inspectores para trabajar el programa de subsidio salarial y otros programas”, “el presupuesto no alcanza para cumplir todas las necesidades que tenemos”. “Encontramos regiones operando en vagones como la de Ponce y otras regiones con facilidades con daños desde los huracanes sin reparar como la de Caguas”. “Los mercados agrícolas son un desastre y no hay personal para inspeccionar las importaciones”. Los subsidios por producción no llegan a todos los agricultores y son una pérdida de dinero”. “Comedores escolares no adquiere suficiente producción local”. 

Lo mejor de todo es cuando el novato secretario con actitud de triunfo decía que todo esto era culpa de Carlos Flores. Oh, pero pasados casi tres años desde que asumió el control y dijo que lo resolvería de inmediato. ¿Aún y sin resolver sigue siendo la culpa de Carlos Flores? Por eso, antes de hablar de lo que uno no sabe, se debe aprender o dejarse asesorar. Hay necesidades en muchas áreas de gobierno que no dependen de una agencia para poderse resolver. Ahí la astucia y pericia de los funcionarios públicos en poder someter propuestas de ley, de presupuesto, de reorganización y de acuerdos con otras agencias para poder resolver lo que solo no se puede. 

Solo necesito 18 meses para asegurar lo mío. Cuando uno asume un cargo de tanto prestigio y responsabilidad como el de secretario de una agencia pública, se asume paralizando todo cuanto se hacía antes por el mero hecho de servir a tiempo completo y 24/7 durante todo el cuatrienio. Hay quienes llegan con otra motivación y se aprovechan de la posición para adelantar sus intereses privados utilizando su poder e influencias en el gobierno investidas por la posición. Esto además de ser un delito y violaciones a los códigos de ética es un reflejo de lo torcida que está nuestra sociedad. 

Lo que no saben los que intentan aprovecharse de estas situaciones es que en el gobierno todo sale a relucir y que tarde o temprano caen en sus propias redes. Por eso no me sorprende el comentario que me contó un buen amigo al escuchar a un funcionario metido en palos en un restaurante del Sur decir que solo necesitaba 18 meses en la posición para asegurar lo suyo. Esto, aunque no se quien lo dijo, me puso a pensar. 

Dale poder a una persona y sabrás quien es

Así ocurre muchas veces cuando personas asumen cargos y el poder los marea viciosamente convirtiéndose en abusadores y autoritarios personajes fugaces, caricaturas que quedarán retratadas en la historia por el daño que hicieron. El cargo de secretario de una agencia pública sugiere respeto, profesionalismo, apertura y conocimientos para poder motivar a otros a lograr grandes cosas y convertirse en líder aceptado en su sector. Los líderes se ganan el respeto con el ejemplo y nunca con el miedo. 

El saber escuchar y aceptar sugerencias crea equipos de trabajo y el agradecer y reconocer el trabajo de los demás forma los lazos de lealtad y compromiso en los equipos de trabajo. Un secretario que hace lo opuesto siempre estará solo, sin equipo y sin lealtad. El utilizar la posición para adelantar proyectos privados, familiares o de amigos es un acto criminal y se castiga con todo el peso de la ley en Puerto Rico. Esto generalmente no ocurre por casualidad sino por diseño. Las personas que van a delinquir ya saben lo que quieren y cómo lo piensan hacer. El error es creer que lo van a hacer distinto a los demás y que no podrán ser detectados en su intento. Tarde o temprano todo se sabe, no hay crimen perfecto y la historia está llena de ejemplos de esto. 

No escuches las palabras, observa las acciones

Lograr aumentar la producción agrícola de un 15% a un 50% en un cuatrienio es como llegar a la Luna en bicicleta. Esto es lo primero que debió cuestionar el Gobernador Pierluisi cuando su secretario fijó esta meta ficticia sin contar con un plan, sin tener los recursos y sabiendo que, en la historia, ni aun en las mejores circunstancias, jamás se han obtenido aumentos así de drásticos en tan corto tiempo. La imagen de ser un agricultor protector de los mejores intereses de la producción de alimentos quedó empañada cuando a semanas de ocupar el cargo el secretario de agricultura se convirtió en un desarrollador de proyectos industriales de generación de energía renovable, destruyendo una de las mejores fincas agrícolas del Sur para estos propósitos y continúa con intentos de seguirlo haciendo con otras fincas. La Oficina de Ética Gubernamental tiene ante su consideración una investigación sobre este asunto referido por mi una vez advine en conocimiento con la evidencia de todas las violaciones y faltas éticas cometidas. 

En situaciones donde el país atraviesa problemas económicos los jefes de agencias deben ser muy cuidadosos de cómo administran su presupuesto. Con recortes económicos donde no alcanza para los subsidios e incentivos a los agricultores, quienes son la razón de ser de esta agencia, no es el momento de comprar flotas de vehículos de lujo, guaguas RAM para cargar dos personas, remodelación de oficinas tipo hotel de lujo, otorgación de contratos y gastos extravagantes. Por otro lado, lo que se espera es que el jefe de agencia consiga los fondos necesarios a través de la legislatura, OGP y la JSF con propuestas donde se demuestre la necesidad de la inversión y el retorno económico para la economía de Puerto Rico. 

Lo que hemos recibido es todo lo contrario. Reducción de presupuesto en subsidio salarial, eliminación de préstamos con fondos del FIDA, falta de garantías para el pago de los seguros agrícolas, pérdida de fondos públicos con el decomiso en los vertederos de más de 50 furgones de guineo importado, paralización de los proyectos de placas solares en fincas, desaparición de inversión en nuevas vaquerías robóticas, desaparición del programa de servicio de Drones a través de agrónomos certificados en las regiones agrícolas, desaparición de los programas de adiestramiento empresarial y apoyo a la Marca Del País, Puerto Rico. 

Por último, ya que me extendería muchísimo más, el utilizar la posición de secretario para castigar políticamente a funcionarios ya sean de carrera, de confianza o contratistas privados por consideraciones políticas constituye discriminación y es un delito estatal y federal. Todo esto constituye el perfil de un mal secretario.

Suscríbete

Publicidad

Lo Último

Suiza Dairy y Tres Monjitas solicitan un desacato contra González Beiró en Tribunal Federal

Por Miguel Díaz Román El gobierno de Puerto Rico y la Oficina para la Reglamentación de la Industria Lechera (ORIL) se enfrentan a un nuevo...

Tribunal envía alguaciles para permitir inspección en Suiza Dairy, mientras empresa denuncia pérdidas de $3 millones mensuales

Por Miguel Díaz Román En lo que representa una dramática confirmación de lo contraproducente que puede llegar a ser una entidad reguladora del gobierno dirigida...

Posible desacato promete aumentar la fricción entre Suiza Dairy y unión

Por Miguel Díaz Román El conflicto huelgario que enfrenta a la planta procesadora Suiza Dairy con la Central General de Trabajadores (CGT), que representa a...
PublicidadAnuncio - Hosting Web SiteGround - Diseñado para administración web. Velocidad, Herramientas y Soporte de primera. Clic aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí