Mapfre
81.2 F
Puerto Rico
Mapfre

¿Causará el conflicto de Gaza un enfrentamiento entre Irán y Estados Unidos?

Fecha:

Compartir:

spot_img

Por Miguel Díaz Román

El sábado pasado se sirvieron filetes y langosta a la tripulación del portaaviones USS Gerald R. Ford durante la cena, dos alimentos reservados para fechas festivas o para momentos cuando la cúpula militar se prepara para anunciar malas noticias.

Mientras los marinos masticaban sus langostas y filetes el portaaviones se encontraba estacionado en las costas de Israel en el mar Mediterráneo, una ubicación que insufló tensión a la atmósfera interna del navío que ya estaba marcada por un estado de alerta.

- Publicidad -
Mapfre

Simultáneamente, ese sábado el secretario de Defensa, Lloyd Austin, ordenó el envío a la región de más equipos antimisiles Thaad y Patriot, en respuesta al previsible incremento de la actividad militar contra Israel de parte de las milicias aliadas de Irán, los rebeldes Hutíes en Yemen y la milicia Hezbolá, en el Líbano, quienes amenazan con dispersar la guerra en toda la región.

Quizás los marinos de USS Gerald R. Ford, que es el portaaviones más grande del mundo, no estaban muy al tanto de que el gobierno de los Estados Unidos se está preparando para enfrentar una guerra en tres frentes como resultado directo del ataque que Israel ya comenzó en la franja de Gaza contra la milicia Hamás, que también es apoyada por Irán.

Incluso, en una entrevista realizada ayer domingo con la cadena televisiva NBC, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, dijo con candidez que su gobierno anticipa la posibilidad de que el enfrentamiento entre Israel y Hamás se convierta en un conflicto regional.

“Estamos preocupados. De hecho, esperamos que exista la posibilidad de una escalada: una escalada por parte de representantes iraníes dirigida contra nuestras fuerzas, dirigida contra nuestro personal. Estamos tomando medidas para asegurarnos de que podamos defender eficazmente a nuestro pueblo y responder con decisión si es necesario”, dijo Blinken.

“No queremos que se desarrolle un segundo o tercer frente. No queremos que nuestras fuerzas o nuestro personal sean atacados. Pero si eso sucede, estamos preparados para ello”, agregó el funcionario, en una respuesta que revela de manera sencilla que el conflicto entre Israel y Palestina transita una nueva etapa decisiva en la que se añade un nuevo y explosivo ingrediente, que es la participación militar directa de los Estados Unidos.

Mayor el conflicto si participa Estados Unidos

Esa participación tuvo un evento inaugural la semana pasada cuando el destructor estadounidense USS Carney, que navegaba por el Mar Rojo, derribó tres misiles de crucero y varios drones dirigidos hacia Israel y lanzados desde Yemén.  

La participación de Estados Unidos imparte al conflicto una envergadura de proporciones sin precedentes, cuyas repercusiones históricas dependen de los eventos que ocurran en las próximas semanas o meses.

Lo cierto es que las graves hostilidades militares entre Israel y Hamás acontecen en momentos cuando los soldados estadounidenses en Irak y Siria han enfrentado ataques cada vez más persistentes de parte de milicias apoyadas por Irán. Además, subyace la polémica por el programa nuclear iraní, una iniciativa que enfrenta la oposición sin atenuantes tanto de Israel como de Estados Unidos.

Desde el pasado 7 de octubre, cuando la milicia Hamás acometió un cruento ataque en Israel que ha dejado cerca de 1,400 víctimas, aviones israelíes han atacado varios aeropuertos ubicados en Siria, los cuales son utilizados por Irán para enviar armas a las milicias que respalda. Además, el Pentágono ya envió 2,000 infantes de marina a la región, y ordenó que 2,000 soldados adicionales estén preparados para su despliegue en la zona.

Además del portaaviones USS Gerald R. Ford, el Pentágono envió a la región el portaaviones USS Dwight D. Eisenhower. En una entrevista del domingo, Blinken dijo que el despliegue de fuerzas militares estadounidenses responde a la posibilidad de que Irán, a través de las milicias aliadas, planifique intensificar la guerra en Gaza.

Irán amenaza

Una amenaza que el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Hossein Amir-Abdollahian, advirtió luego de que Israel comenzó atacar con misiles estructuras relacionadas con Hamás en Gaza. El ministro sostuvo que cada vez es menos probable un arreglo político de la situación en Gaza, y admitió la posibilidad de que Teherán incurra en una “acción preventiva” contra Israel.

¿Puede el conflicto de Gaza desencadenar un enfrentamiento entre Estados Unidos e Israel en contra de Irán?

 Según el diario Euronews, los expertos concuerdan en que Irán mantiene estrechos vínculos con Hamás.

“Irán es uno de los patrocinadores de Hamás desde hace mucho tiempo. Es uno de los principales ayudantes del grupo en términos de organización de entrenamiento y logística, contrabando de armas. En cuanto al ataque contra Israel, hay puntos que plantean la cuestión de si Irán estuvo directamente implicado en su preparación. Un ejemplo: la infiltración de militantes en territorio israelí. No se puede aprender a pilotar parapentes en los túneles de Gaza o en una zona vigilada por el ejército israelí. Practicaron y desarrollaron estas habilidades en otro lugar”, señala Sarah Bazubandi, investigadora del Instituto Alemán de Estudios Globales y Regionales.

Promotor de conflictos

Según Bazubandi, Irán no participará directamente en la guerra, pero incitará a las organizaciones que apoya para participar activamente en las hostilidades.

“Irán es un maestro en crear y dirigir guerras por poderes. Invierten financiera, militar y tecnológicamente en el desarrollo del llamado “eje de resistencia” en la región. La razón de invertir en su creación y expansión es que Irán lleva intentando evitar la confrontación directa con nadie desde el final de la guerra entre Irán e Irak. En sus declaraciones, el ministro de Asuntos Exteriores iraní menciona precisamente la ‘reacción del eje de resistencia'”, señaló Bazubandi.

El llamado “eje de resistencia” está integrado por Hamás, por el movimiento chií Hezbolá en Líbano, la Yihad Islámica que opera en Gaza y en Siria. La visión unitaria de estas organizaciones es destruir a Israel y detener la influencia estadounidense en el Medio Oriente. Todas son apoyadas activamente por Irán.

“El principal riesgo es que Irán pueda empujar a sus aliados en Líbano, en particular Hezbolá, a abrir un nuevo frente contra Israel en el norte”, señala Ali Vaez, director del programa sobre Irán del International Crisis Group.

Los combatientes de Hezbolá están mejor armados y entrenados que los de Hamás, según Barbara Slavin, responsable del programa sobre Oriente Próximo del Centro Stimson de Washington.

Disponen de un arsenal de 150,000 cohetes que pueden utilizar contra las principales ciudades israelíes. Creo que esto es un indicador alarmante de que, si Israel lanza una operación terrestre en Gaza, Hezbolá se verá obligado a responder de alguna manera, quizá abriendo un segundo frente en el norte de Israel”, afirma Slavin.

Evitan la guerra en su suelo

Los expertos señalan que el principal objetivo de la política de Irán es impedir un ataque directo contra su territorio.

“Teherán no enviará a sus militares a la zona de guerra para ayudar a Hamás”, advirtió Slavin.

No obstante, la participación directa de Irán en el conflicto es una posibilidad que no está descartada, lo cual, según los expertos, podría arrastrar a la guerra a países como Irak, Siria y Líbano.

“Creo que en realidad podemos estar al borde de una gran guerra en Oriente Próximo. ¿Quién está dispuesto a una escalada tras la operación terrestre israelí en Gaza? Podrían ser Irán, Hezbolá, los houthis yemeníes. Estamos en una etapa muy peligrosa de la historia moderna de la región de Oriente Próximo”, sostuvo Bazubandi.

Según han sostenido miembros de la cúpula del ejército iraní públicamente, los misiles de largo alcance fabricados en Irán pueden alcanzar la capital de Israel,  Tel Aviv.

Basubandi afirmó que nadie desea otra gran crisis en la región, pero la situación no es sencilla y podría cambiar en cualquier momento.

Además, un nuevo conflicto de gran envergadura, señala Vaez, podría hacer que Irán perdiera su programa nuclear.

“Si entramos en una guerra a gran escala, Estados Unidos e Israel probablemente lo verán como una oportunidad para destruir el programa nuclear iraní, que está más cerca que nunca de desarrollar armas nucleares. Esto tendrá un coste enorme, capacidades militares y posiblemente enormes bajas humanas”, advierte el experto.

Cambio en la retórica

Mientras los análisis muestran un escenario más regido por el cálculo estratégico de parte de Irán para impedir que el conflicto contagie su territorio, la retórica estadounidense toma nuevos matices que no han pasado desapercibidos para la prensa.

El portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos, el general Patrick Ryder, dijo a los periodistas el lunes su gobierno responsabilizará a Irán por una serie de recientes ataques con drones y cohetes contra tropas estadounidenses en el Medio Oriente. Aunque el Pentágono no tiene información de que Irán ordenó los ataques, los grupos que ejecutaron las embestidas tienen el respaldo iraní.

“En virtud del hecho de que cuentan con el apoyo de Irán, en última instancia responsabilizamos a Irán”, dijo Ryder. Los comentarios del general el lunes representan un cambio dramático en la retórica del Pentágono, que desde el ataque sorpresa de Hamás contra Israel el 7 de octubre tenía un cariz cauteloso que soslayaba culpar directamente a Irán.

Otra señal de que la retórica estadounidense ha cambiado se desprende del discurso que el presidente Biden realizó desde la Oficina Oval el pasado jueves, en la que advirtió a Irán y sus aliados que no se involucren en el conflicto.

Ataque a Israel es un atentado al orden estadounidense

 Incluso, Biden sostuvo que “lo que no hiciera ahora podría marcar la política exterior en los próximos 10 años”, una expresión que bien puede indicar que en la Casa Blanca ya se han tomado decisiones relacionadas con el conflicto entre Israel, Hamás y el tutelaje militar de Irán.

El New York Times informó el domingo que Biden había llamado al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, para pedirle que retrasara un ataque terrestre en Gaza para darle una oportunidad a nuevas liberaciones de rehenes, una gestión de negociación que se realiza en Qatar, un estado rico que opera simultáneamente como socio financiero de Hamás e interlocutor de occidente. En Qatar existe la base aérea Al Udeid, que es la más grande que tiene Estados Unidos en Medio Oriente, con más de 10,000 soldados.

El NYT también dijo que la tregua solicitada por Biden también pretende que Estados Unidos pueda prepararse debidamente para enfrentar los previsibles ataques a intereses estadounidenses en Medio Oriente por parte de grupos respaldados por Irán. 

 Según se perciben los cambios de rumbo que muestra la retórica oficial de Estados Unidos, algunas voces reclaman una acción militar contundente porque consideran que el ataque de Hamás contra Israel es también un atentado contra el orden estadounidense en la región.

“El apoyo de Irán al ataque de Hamás contra Israel es un ataque aún más audaz al orden estadounidense. Si la respuesta del presidente Biden a Hamás y su patrón, Irán, no logra restablecer el respeto por el poder, la sabiduría y la voluntad estadounidenses, nuestros enemigos en todas partes sacarán conclusiones y tomarán medidas que a nosotros y a nuestros aliados no nos agradarán”, sostuvo Walter Russell Mead, quien es un destacado columnista de The Wall Street Journal.

Suscríbete

Publicidad

Lo Último

En manos del gobernador convertir a Indulac en planta comercial

Por Miguel Díaz Román Una medida que tiene el potencial de transformar la planta de balance Indulac, que actualmente debe de procesar exclusivamente los excedentes...

ASC devolverá $35.1 millones por depreciación ilegal en 227,081 reclamaciones

Por Miguel Díaz Román Las partes en el caso de clase relacionado con la aplicación ilegal de un descuento por concepto de depreciación, que involucra...

Policía arresta 16 huelguistas frente a los portones de Suiza Dairy

Por Miguel Díaz Román Los principales líderes del conflicto huelgario que enfrenta a la planta procesadora Suiza Dairy con la Central General de Trabajadores (CGT),...
PublicidadAnuncio - Hosting Web SiteGround - Diseñado para administración web. Velocidad, Herramientas y Soporte de primera. Clic aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí